8 trucos para mejorar la eficiencia del aire acondicionado

Tabla de contenidos de este artículo

Mejorar la eficiencia del aire acondicionado durante su uso, puede resultar clave para disminuir tu factura de luz.

Las facturas de calefacción y aire acondicionado pueden suponer más de la mitad de los gastos totales del hogar, según los informes del Instituto Nacional de Estadística de España.

Eso hace que el uso del aire acondicionado pueda resultar parte del mayor gasto de energía para una casa en España, especialmente si está situada en una zona de temperaturas extremas.

Con un clima más cálido durante el verano, hemos reunido una lista de sencillas formas  y sin coste alguno de mejora de la eficiencia del aire acondicionado en tu hogar para ayudarte a aprovechar al máximo tu aparato mientras controlas tus gastos.

mejorar la eficiencia del aire

Mejorar la eficiencia del aire acondicionado

En este blog, estamos destacando las ocho mejores sugerencias sin coste para el mantenimiento del aire acondicionado. 

Estos consejos pueden ayudar a mantener los sistemas de aire acondicionado en buen estado a medida que las temperaturas  se calientan y los usuarios comenzamos a encender nuestras unidades de aire acondicionado. 

  1. Limpie alrededor de la unidad exterior. Su unidad exterior funcionará más eficientemente si está limpia y libre de polvo.Recuerda que la unidad exterior necesita ventilación y aire para su correcto funcionamiento. No la bloquees nunca o la instales en espacios sin ventilación.  Una limpieza más exhaustiva y profunda debería ser realizada por un profesional. 

  2. Aspire las rejillas interiores y mantenga los filtros limpios. Puedes aspirar el polvo y los desechos de los respiraderos interiores para ayudarte a mantener el flujo de aire constante de tu sistema. Además, mantén los objetos como persianas, muebles y juguetes lejos de bloquear cualquier tipo de rejilla. Recuerda que puedes desmontar los filtros y limpiarlos por ti mismo con agua tibia. 

  3. Aumenta el termostato unos cuantos grados. Normalmente, ajustar las temperaturas entre 5 y 8 grados (abajo en invierno, arriba en verano) puede ayudarte a ahorrar dinero y energía. Con un termostato programable, puede ajustar automáticamente la temperatura para diferentes momentos del día o durante las horas en que va a estar fuera de casa durante varias horas.

    Recuerda que el pico inicial de consumo en la gran mayoría de aires acondicionados es durante su arranque. Si le pedimos que funcione a 17° en vez de 24° su consumo va a ser mucho mayor.

     

  4. Mantén las lámparas y otros aparatos que producen calor lejos del termostato. Tener aparatos que producen calor cerca de su termostato te indicará que el aire de tu casa necesita enfriar más, haciendo que el sistema funcione más tiempo y trabaje más de lo necesario.

     

  5. Mantenga las cortinas y las persianas cerradas en el calor del día. Cuando el sol directo golpea las ventanas de su casa, mantener las cortinas o persianas cerradas puede evitar que parte del calor caliente el interior de su casa.

  6. Despeja la línea de desagüe. Si el desagüe es interior intentar utilizar un chorro de agua a presión o algún líquido desatascante. Intenta que esté limpio y sin taponar.

    Si por el contrario lo tienes en el exterior con un recipiente, intenta vaciarlo con asiduidad.

  7. Evita usar la secadora y el horno en las horas más cálidas del día. Poner en marcha la secadora hará que el aire caliente entre en tu casa y el uso del horno añadirá aire caliente adicional a tu casa, lo que hará que el aire acondicionado tenga que trabajar más.
  1. Aísla cualquier conducto expuesto. Asegúrese de que los conductos que atraviesan un espacio no acondicionado estén debidamente sellados para que no pierdan el aire acondicionado. Puede reparar las fugas visuales con una cinta selladora de conductos especializada con clasificación UL 181, pero asegúrese de que un profesional también revise los conductos durante su próxima visita de mantenimiento programada.

    También se recomienda que los conductos se aíslen con un material aislante de grosor adecuado.

No siempre tiene que gastar mucho dinero para mantener la inversión que ha hecho en su sistema de aire acondicionado central.

Comprender las diferentes partes de tu sistema de aire acondicionado y mantenerlo funcionando de  manera eficiente mantendrá tu sistema en condiciones óptimas de funcionamiento para cuando más lo necesite este verano.

Recomendamos utilizar los consejos útiles descritos anteriormente junto con un mantenimiento regular para ahorrar dinero y reducir la posibilidad de que se desarrolle un problema con tu sistema.

Asegúrate de que un profesional revise tu sistema al menos una vez al año para asegurarse de que el equipo, las conexiones y los conductos estén listos para funcionar cuando comience el clima cálido.