¿Cómo limpiar los conductos del aire acondicionado y ventilación?

Tabla de contenidos de este artículo

Los sistemas de aire acondicionado necesitan mantenimiento y limpieza para su pleno funcionamiento. Eso incluye tanto los componentes internos del mismo, como los conductos donde está instalado el dispositivo. 

Limpiar el conducto de ventilación del aire acondicionado se debe efectuar siguiendo unas normas específicas. Además, siempre se debería certificar que la limpieza y desinfección del mismo se haya hecho respetando las reglas establecidas.

Las reglas o normas las establece el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). Allí se especifican los pasos a seguir para realizar una instalación, limpieza y mantenimiento de un conducto de aire acondicionado o ventilación.

Cómo limpiar los conductos del aire acondicionado y ventilación

¿Cómo saber cuándo limpiar los conductos del aire acondicionado y ventilación?

Según el RITE, se debe realizar un mantenimiento anual de todos los componentes que tienen contacto con el aire. Aunque esto queda a preferencia de cada usuario, siempre se deberá considerar la necesidad de limpieza y pureza del oxígeno que se respira.

Un factor indicativo para saber cuándo se necesita realizar un mantenimiento a los conductos de ventilación, es que el aire que se respire en la habitación tenga mal olor o no se sienta puro. Eso indica que el conducto está tapado por contaminantes (sobre todo polvo) y requiere ser limpiado.

Una regla básica que indica el RITE es que los individuos ubicados en una habitación señalen que están conformes con el aire dentro de ella. Si un 80% o más indican su conformidad, no hará falta realizar un mantenimiento a los conductos.

Los métodos mencionados funcionan más que todo para conductos ya instalados y que tengan tiempo en funcionamiento. En el caso de los nuevos, igualmente es necesario efectuar una limpieza a fondo antes de conectar las unidades terminales.

Funcionamiento de los pellets de madera

La limpieza de los conductos de ventilación de un aire acondicionado, independientemente de la marca, requiere seguir una serie de pasos o reglas. Cada una está pensada para efectuar el proceso más rápido, sencillo y eficaz, pero tomando en cuenta un estándar mínimo.

  1. Como primer paso, se debe efectuar una evaluación inicial. Se evaluará la condición del aire en la habitación y de forma visual el estado de los conductos de ventilación.

    1. Se debe poner mucho énfasis en la superficie de los conductos de expulsión y retorno. Es decir, verificar si están llenos de polvo o si pasa el aire de forma correcta. 

    2. Medir la calidad del aire se puede realizar de varias maneras: una es mediante la toma de muestras y su respectivo análisis y la otra es usando una encuesta. El primer método podrá ser complicado si no se sabe efectuar correctamente. El segundo es sencillo de ejecutar.

  2. Si la valoración inicial arroja como resultado que se necesita asear los conductos de limpieza, entonces se realiza el mantenimiento adecuado. Para ello hay que tomar en cuenta la marca del aire acondicionado, el nivel de contaminación y el tipo de edificio en el que se encuentra instalado el dispositivo.

  3. El tercer paso es la certificación de la limpieza. Una vez terminado el mantenimiento, se volverá a evaluar de la misma forma que se realizó al comienzo. Si no se ven cambios satisfactorios, es recomendable realizar otro proceso, pero éste debe ser más profundo e intenso.

Aunque cualquier individuo puede realizar una limpieza básica de los conductos del aire acondicionado, siempre es recomendable contratar a gente especializada en esta área. Ellos tendrán las herramientas necesarias, la experiencia y seguirán las normas correctas.

¿Por qué limpiar los conductos del aire acondicionado y ventilación?

Es imprescindible realizar el proceso de limpieza para mantener la pureza adecuada de aire en el ambiente. Esto evitará muchos inconvenientes como los siguientes:

  • Malestar general por falta de oxigenación adecuada.
  • Mayor probabilidad de que se tapen las fosas nasales al existir un aumento de polvo y contaminantes en el ambiente.
  • Proliferación de virus y bacterias en el ambiente.
  • En casos concretos, el COVID 19 es un virus que se contagia mucho más rápido en ambientes con mala calidad de aire.

Entonces, mantener un aire limpio es imprescindible para evitar enfermedades o inconvenientes. Los aires acondicionados y conductos de ventilación ayudan mucho a la purificación del mismo, reduciendo el riesgo de contagio.

Consejos para el mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado y conductos

El mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado no lo puede realizar un individuo particular sin experiencia, ya que muchas veces terminan creando más problemas. Es necesario contactar con alguna empresa especializada en el área, pues otorga confianza y seguridad.

Aun así, cada individuo tiene permitido realizar pequeñas labores de limpieza, tal como retirar el polvo exterior de los conductos del aire acondicionado. De igual forma, si se posee un poco de conocimiento, la persona puede efectuar la evaluación de su electrodoméstico respetando una serie de consejos.

  • Siempre se debe prestar atención al punto exacto donde está conectado el aire acondicionado, ya que una mala conexión puede causar problemas eléctricos y de recalentamiento, los que perjudican el proceso de purificación.
  • Debe asegurarse de que el aire acondicionado tenga los circuitos frigoríficos (externos e internos) aislados y seguros. Por ahí pasa el líquido refrigerante y su deterioro puede causar menor eficiencia y un mayor consumo de electricidad.
  • Es necesario revisar los filtros de aire para conocer el estado del aire acondicionado. El paso del tiempo puede causar desgaste, obstrucción y una caída drástica en el proceso de purificación.
  • El filtro de aire es accesible y fácil de identificar. Si se ve deteriorado, puede realizar el cambio o llamar a una empresa especializada.
Cómo limpiar los conductos del aire acondicionado y ventilación

Conclusiones y consejos

Es responsabilidad del propietario mantener un adecuado nivel de pureza del aire, ya que esto influye positivamente en la salud de los individuos que transitan el espacio donde está instalado el sistema de aire acondicionado.

Cumplir con los procesos adecuados de mantenimiento, permite alargar la vida útil de los sistemas de aire acondicionado.

El proceso de mantenimiento y limpieza que se requiere para alcanzar el nivel de pureza adecuado, debe ser realizado por empresas especializadas, pues son estas las que conocen sobre sistemas de aire acondicionado y conductos de ventilación.

Abrir chat
¿Tienes dudas? ¡Escríbenos!